Le pietre raccontano. Guida alla vita quotidiana di Verona romana

Son muchas las ciudades europeas que cuentan en sus calles con inscripciones romanas reaprovechadas en sus construcciones de época medieval o moderna, e incluso con algunos testimonios conservados in situ en arcos, puentes o monumentos funerarios de la Antigüedad que, casi por milagro, han llegado hasta nuestros días. Pero pocas ciudades cuentan, como Verona, con un auténtico museo epigráfico en sus calles, que permite a los estudiosos y al turista en general acercarse al pasado romano de la ciudad a través de esas piedras que nos hablan de una época ya lejana, pero que forma parte de los cimientos de nuestra cultura occidental. Estas inscripciones de la Verona romana, junto a las cuales pasean a diario millares de ciudadanos y turistas, cuentan ahora con una utilísima guía magníficamente publicada por Cierre Edizioni, con el título Le pietre raccontano. Guida alla vita quotidiana di Verona romana.

La autora del libro es Mareva De Frenza, licenciada en la Universitá degli Studi di Verona y especializada en Arqueología y Epigrafía latina, que trabaja como guía turística en la provincia de Verona, lo que le ha permitido acercar estos testimonios del pasado romano al público general al que está destinada la obra con el rigor histórico necesario y con una excelente capacidad de divulgación. El libro describe, a través de sus 125 páginas, la historia que encierran las inscripciones latinas disperas por la ciudad de Verona y sus inmediaciones, como en la Porta Leoni o la Porta Borsari, o en calles como la via Carducci, la via Diaz o el Corso Sant’Anastasia, todas ellas con su oportuna transcripción y traducción al italiano, aderezadas con sugerentes titulares como Il certificato di nascita di Verona, Il nemico alle porte,e un pretoriano  in Gelateria. Por si fuera poco, el libro también acerca al lector a la historia y colecciones del Museo Lapidario Maffeiano, tan excepcional como necesitado de incrementar sus visitantes.

Cada entrada cuenta con su oportuno mapa para que el lector pueda encontrar los epígrafes recorriendo las calles de Verona e incluso en las vecinas localidades de Villafranca, Illasi, San Floriano o Nogara. Las fotografías son de excelente calidad, captadas con la mejor luz del día para facilitar la lectura de los textos, y el libro cuenta con un útil cronograma que permite situar las 16 inscripciones recogidas en sus páginas sobre un eje cronológico (p. 122), así como con una bibliografía básica (pp. 123-125) para aquellos que quieran profundizar los contenidos. En suma, como Alfredo Buonopane explica en la introducción que presenta la obra (pp. 7-8), esta guía nos permitirá viajar en el tiempo y sentir que esas piedras aún están vivas, nos transmiten vibraciones y emociones, convirtiéndose así en un puente entre nosotros y aquellos que nos precedieron, que no eran tan diferentes de nosotros.

Manuel Ramírez Sánchez

Profesor Titular de Ciencias y Técnicas Historiográficas en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrDelicious

Peregrinationes ad inscriptiones colligendas. Estudios sobre epigrafía de tradición manuscrita

La investigación sobre la tradición manuscrita de la epigrafía romana cuenta con un nuevo hito bibliografíco con la edición del libro titulado Peregrinationes ad inscriptiones colligendas. Estudios sobre epigrafía de tradición manuscrita, editado por el investigador Gerard González Germain. La obra aborda las relaciones existentes entre la epigrafía latina antigua y tardoantigua y el impacto que supuso su descubrimiento y tratamiento en el Renacimiento hispano, a través de la investigación realizada por una decena de investigadores procedentes de distintas universidades españolas y extranjeras. El libro es resultado final de los proyectos de investigación coordinados  que, bajo el título conjunto “Ab utilitate ad usum: Los tituli antiqui en la definición de los territorios antiguos y su uso en la configuración de las identidades territoriales modernas”, fueron financiados por el Ministerio de Economía y Competitividad FFI 2012-39395-C02-01 y 02, desarrollados entre enero de 2013 y junio de 2016.

El primer capítulo, titulado “El corpus epigráfico de los Epigrammata Antiquae Urbis (ed. Mazochius, 1521) a raíz del estudio del ejemplar anotado por Jean Matal (ms. Vat. lat. 8495)”, es obra de Joan Carbonell Manils (Universitat Autònoma de Barcelona), investigador principal de uno de los dos proyectos coordinados. En este trabajo (pp. 13-72), aporta una relación ordenada de todos los epígrafes que aparecen recogidos en los Epigrammata Antiquae Urbis, en una útil tabla a cuatro columnas que, sin duda facilitará el acceso a esta fuente que tanto utilizaron los humanistas del siglo XVI. A éste le sigue el capítulo titulado “Sous la dictée de la Sibylle. Épigraphie et Poésie. Un exemplaire des Epigrammata Antiquae Urbis annoté par André de Resende et Francisco de Holanda” (pp. 73-134), en el que Sylvie Deswarte-Rosa (CNRS UMR 5317, ENS Lyon) estudia el ejemplar de los Epigrammata que se conserva en la Biblioteca Nacional de Portugal, con glosas y anotaciones de su propietario, el pintor Francisco de Holanda, y del humanista André de Resende.

Por su parte, José Cardim Ribeiro (Museu Arqueológico de São Miguel de Odrinhas), estudia en el capítulo “Ad Antiquitates Vestigandas. Destinos e itinerários antiquaristas nos campos olisiponenses ocidentais desde inícios a meados do século XVI” (pp. 135-249) los itinerarios epigráficos por los alrededores de Lisboa que aparecen recogidos en el Anonymus Neapolitanus y en el Codex Valentinus, con el fin de poder determinar su autoría y cronología, particularmente el santuario consagrado al Sol y la Luna cerca de Foz de Colares y la colección epigráfica de la ermita de São Miguel de Odrinhas. Gerard González Germain estudia en su trabajo titulado “La síloge de Alfonso Tavera en los mss. Vat. lat. 6039, Barb. lat. 1871 y en un ejemplar anotado de Apianus (con una nota sobre las inscripciones de Alcántara copiadas por Resende)” (pp. 251-274) una síloge de Alfonso Tavera que fue utilizada por Jean Matal en sus manuscritos epigráficos, así como un ejemplar de las Inscriptiones sacronsanctae vetustatis publicadas por Apianus y Amantius en 1534, que se conserva en la Biblioteca Histórica «Marqués de Valdecilla» de la Universidad Complutense de Madrid, que permite mejorar nuestro conocimiento sobre la investigación epigráfica en España a fines de la primera mitad del siglo XVI y, en particular, sobre las inscripciones del puente de Alcántara (CIL II, 759-761).

La investigadora Ginette Vagenheim (Université de Rouen), estudia las inscripciones hispánicas recopiladas en la sylloge epigráfica de Clusius en el capítulo titulado “Un aperçu de la peregrinatio epigraphica per totam Peninsulam Ibericam (1564-1565) de Carolus Clusius à la lumière du manuscrit de La Haye (Koninklijke bibliotheek, 72b22)” (pp. 275-290), conocidas a través de su reutilización por Saxius, que permiten mejorar nuestro conocimiento sobre la relaciones de Clusius con otros humanistas de su época. Por su parte, Lucio Benedetti (Sapienza Università di Roma) estudia tres manuscritos de Lukas Holste que se conservan en la biblioteca de la Universidad de Dresde, que permiten mejorar nuestro conocimiento de la rtecopilaciñón de inscripciones en el contexto de la cultura anticuarista del siglo XVI en su trabajo titulado “Appunti di viaggi in Italia: i «taccuini epigrafici» di Lukas Holste nella biblioteca universitaria di Dresda”  (pp. 291-318).

Un buen ejemplo de la importancia que tiene la investigación sobre la tradición de la investigación epigráfica en el Renacimiento para avanzar en el estudio de casos problemáticos, como el de la procedencia del epígrafe honorífico a Agripina de la localidad portuguesa de Moura (CIL II, 963) lo tenemos en el trabajo conjunto de Joan Carbonell Manils (Universitat Autònoma de Barcelona) y Helena Gimeno Pascual (Centro CIL II, Universidad de Alcalá), titulado “Epígrafes entre Moura, Aroche y Santiago de Compostela. A propósito de CIL II 963, 2548 y 2549” (pp. 319-341). Finalmente, el investigador Jesús Salas Álvarez (Universidad Complutense de Madrid) cierra el libro con el capítulo “La Real Academia Sevillana de Buenas Letras y su interés por la Historia y la Arqueología de la Bética” (pp. 343-358), en el que estudia los trabajos de los académicos sevillanos por el estudio de la epigrafía y la numismática de la Bética durante el siglo XVIII.

El libro, muy bien editado, posee un índice final de nombres (pp. 359-364), otro de manuscritos y libros impresos (pp. 365-366) y otro de inscripciones estudiadas con sus correspondencias con los principales corpora epigráficos (pp. 367-390). Ha sido publicado por la Universitat Autònoma de Barcelona, con la colaboración del Centro CIL II de la Universidad de Alcalá, y puede adquirirse a través de la web del Servei de Publicacions de la UAB, tanto impreso como en formato electrónico.

Manuel Ramírez Sánchez

Profesor Titular de Ciencias y Técnicas Historiográficas en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrDelicious

Estudios sobre la tradición manuscrita de la epigrafía hispano-romana

ABASCAL_Estudios tradición manuscrita

La Real Academia de la Historia ha publicado un nuevo volumen dedicado al estudio de la tradición manuscrita de las inscripciones romanas de Hispania, realizado por Juan Manuel Abascal Palazón, Catedrático de Historia Antigua de la Universidad de Alicante. El libro, realizado en el marco del proyecto de investigación “Manuscritos epigráficos españoles de los siglos XVI-XIX” (HAR2012-32881), financiado por la Secretaría de Estado de I+D+I del Gobierno de España, dirigido por Juan Manuel Abascal, es fruto del trabajo de investigación realizado en los últimos a años en las colecciones documentales de la Biblioteca Nacional y de la Real Academia de la Historia, pero también en el Archivo Histórico Nacional o en el Museo Arqueológico Nacional, así como del trabajo de campo en distintas provincias y localidades de la geografía peninsular.

La obra está estructurada en veintisiete capítulos que abarcan diferentes aspectos que aportan nuevos datos sobre un buen número de inscripciones romanas de Hispania que, aunque conocidas o estudiadas pro otros investigadores, a partir de este libro se han podido catalogar correctamente, descartando errores transmitidos por la tradición. Con ello, Juan Manuel Abascal ha fijado la tradición literaria que han conocido numerosos epígrafes, al tiempo que el vaciado exhaustivo realizado en los archivos y bibliotecas arriba mencionados ha permitido que se conozcan algunos textos inéditos, así como algunas repeticiones que se habían instalado en la tradición bibliográfica. Debido al carácter heterogéneo de la documentación realizada, el criterio que se ha utilizado para editar los materiales ha sido el geográfico, siguiendo los criterios de la reedición del volumen segundo del Corpus Inscriptionum Latinarum (CIL II), en cuyo equipo internacional participa el autor del libro. El último de ellos, titulado addenda et corrigenda epigraphica (pp. 223-), Juan Manuel Abascal publica nuevas lecturas y nuevos datos extraídos del estudio autóptico de diferentes inscripciones recogidas en los manuscritos epigráficos que, hasta la fecha, no habían sido suficientemente revisadas por otros autores e incluso algunas inéditas, procedentes de Contrasta (Álava), Monforte del Cid (Alicante), Chillón (Ciudad Real), Granátula de Calatrava (Ciudad Real), Sisante (Cuenca) y Tarancón (Cuenca), entre otros lugares.

El libro, publicado dentro de la colección Antiquaria Hispanica que dirige Martín Almagro-Gorbea, Anticuario Perpetuo de la RAH, hace el número veintisiete de esta serie, y constituye el octavo volumen de la colección Manuscripta Antiquitatum que dirige el también académico de la RAH, a la vez que responsable de su Biblioteca, Miguel Ángel Ladero Quesada. La obra consta de 266 páginas y está profusamente ilustrada con fotografías en blanco y negro de las inscripciones y de los manuscritos estudiados. Las imágenes están intercaladas en el texto a dos columnas, lo que permite al lector sacar mejor partido al texto escrito, sin necesidad de estar pasando páginas adelante y atrás para confirmar cualquier dato sobre las fotografías. La obra se cierra con unos exhaustivos índices epigráficos (pp. 243-245), de correspondencias epigráficas (pp. 247-254), onomástico (pp. 255-260), de etnónimos paleohispánicos (p. 260) y toponímico (pp. 260-265), así como de instituciones (pp. 265-266) y fuentes literarias antiguas (p. 266), lo que sin duda aumenta el valor de esta obra como una fuente inagotable de datos para los estudiosos de la epigrafía y la historiografía antigua de la península Ibérica.

La obra puede adquirirse tanto a través de la web de la Real Academia de la Historia, como a través de las principales librerías especializadas, que cuentan con esta obra en sus catálogos desde hace meses.

Manuel Ramírez Sánchez

Profesor Titular de Ciencias y Técnicas Historiográficas en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrDelicious

Onomástica paleohispánica: Antroponimia y teonimia

PortadaVallejoOnomasticaDentro de la serie de publicaciones derivadas del Banco de Datos de lenguas paleohispánicas Hesperia, del que ya nos hemos ocupado en este mismo blog hace unos años, acaba de publicarse el volumen Onomástica Paleohispánica, I. Antroponimia y teonimia: 1. Testimonios epigráficos latinos, celtibéricos y lusitanos, y referencias literarias, obra del profesor José María Vallejo Ruiz (Universidad del País Vasco). El libro, editado en formato electrónico (PDF), se puede descargar gratuitamente desde la web del Servicio de Publicaciones de la Universidad del País Vasco. Consta de 552 páginas y constituye una obra fundamental para todos los investigadores que trabajan sobre la península Ibérica en la Antigüedad, al ofrecer una recopilación exhaustiva y actualizada (a fecha de 1 de noviembre de 2015), de todos los antropónimos y teónimos registrados en las inscripciones latinas, celtibéricas y lusitanas, así como en las fuentes literarias, que aparecen registrados en el Banco de Datos Hesperia.

La obra cuenta con varios capítulos introductorios, en los que el profesor Vallejo realiza un recorrido historiográfico por los estudios publicados hasta la fecha sobre la onomástica de la península Ibérica en la Antigüedad (pp. 9-11), así como sobre el estudio de la antroponimia (pp. 11-16) y de la teonimia (pp. 16-19). Sin duda, el aspecto más interesante de este trabajo de referencia para la investigación son los listados de los antropónimos y teónimos que, después de una introducción metodólogica (pp. 19-21), aperecen recopilados en los listados que constituyen el grueso del volumen: I. Poblaciones actuales (pp. 23-235), II. Antropónimos (pp. 237-466), III. Unidades suprafamiliares (pp. 467-488), y IV. Teónimos (pp. 489-526). El libro se cierra con un capítulo dedicado a las abreviaturas empleadas en el texto (pp. 527-528), un índice de los 16 mapas distribuidos a lo largo del texto (pp. 529-530) y la bibliografía (pp. 531-552).

Esta publicación se ha realizado en el marco del proyecto de investigación coordinado FFI2012-36069-C03-01, financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad del Gobierno de España, y del Grupo de Investigación del Sistema Universitario Vasco IT698/13.

La colección del Banco de Datos Hesperia de Lenguas Paleohispánicas está dirigida por Joaquín Gorrochategui (Universidad del País Vasco) y forman parte de su Consejo Editorial los profesores Francisco Beltrán (Universidad de Zaragoza), Javier de Hoz (Universidad Complutense de Madrid), Eugenio Luján (Universidad Complutense de Madrid) y Javier Velaza (Universidad de Barcelona), así como Eduardo Orduña como responsable técnico del Banco de Datos.

Manuel Ramírez Sánchez

Profesor Titular de Ciencias y Técnicas Historiográficas en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrDelicious

Badajoz antes de la ciudad. El territorio y su población durante la Edad Antigua

RamirezSadabaHace unos meses ha sido presentado el libro Badajoz antes de la ciudad. El territorio y su población durante la Edad Antigua, realizado por José Luis Ramírez Sádaba, Catedrático de Historia Antigua de la Universidad de Cantabria, reconocido estudioso de la epigrafía latina y el poblamiento romano de Extremadura en la Edad Antigua, temas sobre los que ha publicado abundantes trabajos en las últimas décadas. El libro cuenta con un prólogo, bien documentado con medio centenar de notas a pie de página, firmado por Fernando Fernández Valdés, profesor de la Universidad Autónoma de Madrid, en el que se justifica la necesidad del libro y se avanza al lector algunos datos que va encontrar en su lectuara, que confirman que, tanto la epigrafía como la arqueología, niegan que el “Badajoz romano” haya existido.

La estructura de la obra es muy sencilla y se articula en torno a tres capítulos, complementados por tres apéndices. El primer capítulo (pp. 3-13) está dedicado al estudio del nombre de la ciudad, en el que Ramírez Sádaba analiza todas las propuestas planteadas, comenzando por Estrabón, cuya errónea mención de una Pax Augusta entre los célticos, originó las erróneas menciones posteriores a una supuesta ciudad romana bajo el solar de Badajoz. El autor concluye confirmando que, como ya nadie discute, el nombre de la actual Badajoz deriva del nombre que los árabe Batalyaws/Batalyws. El segundo capítulo está dedicado al estudio del alfoz de Batalyaws (pp. 17-20), al que sigue un capítulo dedicado al estudio de la población hispano-romana del territorio (pp. 21-41) a partir de las evidencias epigráficas analizadas en esta obra. En este capítulo el autor recuerda que las catorce inscripciones latinas halladas en el interior de la ciudad de Badajoz carecen de contexto arqueológico y que parecen una prueba evidente de haber sido traídas, junto con otros materiales de construcción, de las villas romanas dispersas por la vega, posiblemente en torno a la vía riomana Olisipo-Emerita. El resto de los epígrafes aparecen dispersos por el alfoz de Badajoz, particularmente concentrados en la vega del Guadiana y en el límite sur del territorio.

Pero sin duda son los apéndices los instrumentos más valiosos para el estudioso de la epigrafía antigua, ya que en ellos el autor documenta el catálogo de las setenta inscripciones que han sido estudiadas (apéndice 1), así como las dos inscripciones que se consideran dudosas (apéndice 2) y las dieciocho inscripciones falsas compuestas por falsarios, que el autor excluye del primer apéndice. Cada inscripción incluye su descripción; dimensiones del soporte; tipo de letra y tamaño de estas; datos referentes al devenir de cada inscricpión, desde su primera noticia hasta nuestros días; transcripción del texto incluyendo las interpunciones; referencias bibliográficas; cronología y traducción (esta última, en negrita, pretende facilitar la consulta de este apéndice al público no especializado). Las fotografías, de gran calidad, están situadas junto con cada ficha y,  cuando es posible, junto a la transcripción del texto, lo que facilita al experto el contejo con la inscripción original.

El libro cuenta, además, con cuatro mapas (pp. 44-48) en los que se representa la distribución territorial de la provincia de Badajoz en época romana, la romanización y ocupación del territorio de Augusta Emerita, la localización de las inscripciones latinas halladas en la ciudad y conjunto funerario, el alfoz perteneciente a la ciudad de Badajoz en la Edad Media y la ocupación y comunicaciones de este territorio en época romana.

Además de la amplia bibliografía que se recoge al final del libro (pp. 181-205), el libro posee unos útiles índices toponímico (p. 209), de procedencia de las inscripciones (pp. 209-210), así como el índice habitual en los estudios epigráficos (pp. 211-218), seguido de las correspondencias con los principales corpora epigráficos (pp. 219-222).

Es de agradecer que la Diputación de Badajoz, a través del Departamento de publicaciones de su área de Cultura, haya publicado esta monografía en su colección Documentos para la historia de Badajoz y su alfoz, en la que este libro hace su número cinco. Como señala el profesor Fernández Valdés en el prólogo, con gestos como este no sólo se fomenta la investigación científica, sino que se contribuye al progreso social a través de la puesta en valor del patrimonio histórico, acercando a los ciudadanos el conocimiento de los últimos avances de la investigación histórica. Esta obra que reseñamos aquí, disponible en las principales librerías especializadas, cumple con creces estos objetivos.

Manuel Ramírez Sánchez

Profesor Titular de Ciencias y Técnicas Historiográficas en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrDelicious